Acc2807FinalFour-photo01-FileAttachment

La Prensa Gráfica – “Boleto y revancha”

Boleto y revancha

28 de Julio de 2013 a la(s) 6:0 – Benjamín López/Rolando Alvarenga
El Salvador afianzó el boleto al Centrobasquet y hoy va por México.

Acc2807FinalFour-photo01-FileAttachment
Acc2807FinalFour-photo02-FileAttachment

CORAJE. La actitud mostrada en la segunda parte del juego fue clave para ganar a Costa Rica y clasificar al Centrobasquet.

La selección de baloncesto de El Salvador saboreó anoche una dulce victoria ante Costa Rica y celebró de manera anticipada la clasificación al Centrobasquet del próximo año, al imponerse con cartones de 52-46 en un duelo con cierre dramático.

Si el viernes la figura fue Óscar Rivera, anoche los elogios y aplausos más efusivos fueron para Salvador Bandek, quien anotó un triple decisivo que sentenció el agónico 52-46 y la clasificación directa al regional.

En el triunfo dejó su marca el lateral Óscar Rivera al darle la ventaja a los anfitriones cuando la pizarra indicaba un 47-46.

Con un Ronnie Aguilar intermitente, la Azul mayor apeló de nuevo al coraje y orgullo para superar a un rival acostumbrado a borrarle la sonrisa a los cuscatlecos, pero que anoche probó la amarga derrota y se quedó sin opción de boleto.

“Demostramos que El Salvador está en otro nivel. Se cumplió el objetivo de clasificar y ahora vamos a una final ante México”, expresó Bandek, pasador de 1.86 metros que se agigantó anoche con ese disparo. “No me lo creo”, agregó.

Tal y como se esperaba, el partido fue duro, parejo e intenso, y los dirigidos por Iván Barahona resolvieron en el último suspiro para pasar de la agonía al festejo.

La Azul tuvo de nuevo un inicio muy tímido, el cual estuvo remarcado por las imprecisiones y el descontrol en el traslado del balón y las rotaciones que facilitaron la tarea tica de recuperación.

La preocupación en el banquillo cuscatleco se notó desde el primer período, cuando El Salvador malogró siete posesiones, no encontraba efectividad en los disparos de larga distancia y apenas concretó siete puntos.

La Azul mostró ligera mejoría en la siguiente manga, en la cual duplicó su efectividad bajo el aro rival, pero sin poder controlar el accionar de los costarricenses, que se fueron al descanso con 25-22.

Sobre la duela del Gimnasio Adolfo Pineda, otra vez se esperaba mayor protagonismo del pívot Ronnie Aguilar, que aportó en trabajo de recuperación, abrió espacio a sus compañeros y cerró como el máximo anotador con 15 puntos.

Con la victoria, la Azul se sacó la espinita que le dejó clavada Costa Rica en los pasados Juegos Centroamericanos, en los que la tricolor se impuso por 66-48 y apartó a los cuscatlecos de la ruta hacia el oro.

Con el boleto al Centrobasquet ya en la bolsa, la selección mayor de baloncesto salvadoreña baja hoy el telón del Final Four contra México en un duelo en el que solo estará en juego el invicto y el orgullo.

La última vez que El Salvador enfrentó a los aztecas en calidad de anfitrión fue en julio de 2007, en esta capital, donde salió vapuleado por 134-55 en partido correspondiente al Centroamericano de selecciones mayores.

LA PRENSA GRÁFICA